jueves, 27 de julio de 2017

¿Puerto Morelos un regalo para...?







Laura Lynn Fernández Piña: Primera alcaldesa del país que no vive en donde gobierna.

Por Juan Palma
17 Enero, 2017

Con argumentos legaloides pudo ser candidata, al no tener residencia en el municipio turístico; y ahora que ya es presidenta municipal, se niega a vivir junto a quienes la eligieron para dirigir las decisiones gubernamentales.

La ahora Verde – Ecologista, Laura Fernández Piña, pasará a la historia por ser la primera alcaldesa electa de Puerto Morelos; pero también, por ser la primera edil que no vive en el lugar que gobierna.

Ex diputada local y secretaria estatal de Turismo, por su cercanía con Félix González Canto, la política logró ser candidata a la presidencia municipal de Puerto Morelos, en cuestionados acuerdos del PRI con el Partido Verde al que acaba de afiliarse después de su trayectoria priísta con el que obtuvo varias candidaturas y puestos de gobierno.

Cuando todo parecía indicar que la candidatura la obtendría Fabián Vallado, ex delegado federal de Sedesol, y amigo personal de Roberto Borge, la filtración de audios en los que trataba en duros términos a la actual alcaldesa, lo dejaron fuera de carrera. Con el camino libre, Fernández Piña enfrentó otro escollo: su falta de residencia, que quedó atrás cuando los magistrados consideraron que Puerto Morelos pertenecía jurisdiccionalmente a Benito Juárez. En ese mismo sentido, también Ludivina Menchaca Castellanos pudo ser candidata y ahora regidora.

Después de ganar la elección con un escasísimo margen de 505 votos, de soportar huevazos e insultos en las colonias populares, Laura Fernández ha optado por continuar viviendo en su lujosa residencia de Cancún, algo que no ha caído bien a los ciudadanos que votaron por ella. “¿Cómo puede conocer las necesidades de la gente?, si viene sólo unas horas a despachar en su oficina”, dice uno de los vecinos.

En épocas de “gasolinazo”, la alcaldesa gasta en la camioneta oficial 2.500 pesos sólo para llegar a su oficina, adicionado al gasto normal que tiene una primera mandataria municipal; a los que se suman los vehículos de apoyo de seguridad que la acompañan a su domicilio en Cancún.

Fuente: grupopiramide.com.mx