sábado, 10 de junio de 2017

Héctor Casique...¿sabía demasiado?



En el primer vídeo podemos apreciar el momento cuando son presentados los autores materiales de la balacera perpetrada en el bar La Sirenita.

Más que sentirse afligidos o preocupados por la situación en la que estaban inmersos, Róger Gabriel (a) El Humo Alfaro Pacheco, originario de Cozumel, se ríe porque perdió el control durante el tiroteo, tal como él declara "me sentía Rambo".

Su pareja sentimental festejaba junto con él los hechos ocurridos y confiesa que antes fue pareja de El Chicken, otra víctima de El Humo, y manifiesta con orgullo que ahora es pareja de éste último.

El Humo declara ser autor de otras crímenes asentados en las Averiguaciones Previas y estaban en espera por resolver.

La pareja de Alfaro Pacheco recibió una pena de poco más de un año por no haberse comprobado su participación directa en los hechos.

Maximiliano Millán González señalado por las autoridades judiciales como chófer de Héctor Casique, queda privado de su libertad.

Días antes de la detención de Róger Alfaro, las torturas y tratos inhumanos ya habían empezado para Héctor Casique a quien desde el momento de su detención las autoridades policíacas le apodaron "El Diablo" junto con un amigo Max Millán que lo señalan como chófer y cómplice.

El 16 de marzo de 2013 dos días después de la balacera en el bar La Sirenita, salió de la discoteca Mandala junto con Maximiliano Millán González a cenar unos hotdog cuando fue detenido por elementos de Seguridad Pública.

Una vez detenido es torturado, para hacerlo aceptar la autoría intelectual del multihomicidio ocurrido en bar La Sirenita.

Es contrastante la actitud entre Héctor Casique y Róger Alfaro, el primero presunto autor intelectual y el segundo autor material confeso.
Casique, originario de Tabasco no acepta su culpabilidad y es torturado despiadadamente mientras el cozumeleño Róger Alfaro acepta su culpabilidad y narra cómo cometió el crimen, así como otros homicidios.

¿Róger Alfaro El Humo "perdió el control" o simplemente quería ser plenamente identificado?
¿Reía durante su detención y presentación, quería que esa imagen permaneciera como evidencia de qué?

A pesar de la intervención de organismos internacionales exigiendo la libertad inmediata de Héctor Casique no fue liberado hasta el último día del mandato de Roberto Borge Angulo. Cinco días después de la aprehensión del ex gobernador es asesinado.

¿Qué ocurrió para que repentinamente Héctor Casique decida retirarse del "camino de la Ley" y aparentemente anexarse a las filas de la delincuencia organizada? ¿O simplemente fue un complot?

Carlos Joaquín es culpable...

En estos vídeos enlazados podemos escuchar en el primero la versión oficial emitida por el Fiscal Miguel Ángel Pech Cen, dónde explica los hechos ocurridos tras el reporte al 911 del homicidio de Héctor y Oscar.

Las autoridades se coordinaron logrando la detención de dos sujetos presuntos implicados en el homicidio de dos personas ocurridas en la marisquería Las Koras.

El otro vídeo corresponde a las declaraciones de la madre de Héctor que entre sollozos, señala que el culpable es el gobernador Carlos Joaquín que no quiso atenderla para explicar que no estaban atendiendo las recomendaciones emitidas por Derechos Humanos y era víctima de hostigamiento.



Carlos Joaquín ha optado por demostrar que su gobierno es cercano a la gente y para ello ofrece audiencias públicas, pero la madre de Héctor señala que le había pedido audiencia para ventilar su caso pero nunca se la concedió y lo señala como culpable por omisión.

Señala, también, al Fiscal Miguel Ángel Pech Cen como culpable porque entre las recomendaciones que le habían dado los organismos de Derechos Humanos era brindarle protección y sus elementos los seguían no para custodiarlos ni para protegerlos sino para amedrentarlos y amenazarlos.

La realidad es que el gobierno de Carlos Joaquín es un gobierno tibio, que no hizo nada para detener a Roberto Borge Angulo, ex gobernador de Quintana Roo acusado por varios delitos patrimoniales y tan sólo se ha limitado a consolar al pueblo diciendo que dejó vacías las arcas públicas.

Yazkade señala además del fiscal Miguel Angel Pech Cen a la vicefiscalía, al director de Vinculación Institucional, Iceberg Nahum Patiño Arbea que por omisión no ofrecieron protección a la víctima de la agresión.

También menciona a Arturo Olivares Mendiola como la persona que le dijo "se hizo justicia" con la muerte de su hijo.

"Mendiola era mi amigo y mi compadre, me vendió una plaza en la Judicial para que yo fuera su escolta, ya que yo entrené a la mayoría de los policías judiciales en cursos para guardaespaldas me la vendió en 150 mil pesos y yo le entregué la mitad...El tiempo pasó y mi plaza no llegaba, como tenía una buena amistad con el ex subprocurador le dije que lo acusaría si no me devolvía mi dinero o me daba de alta en la plaza, nos hicimos de palabras, me amenazó y justo una semana después me detuvieron" señala Héctor Casique.

El caso de Héctor Casique lejos de solucionarse podría ser el destape de los manejos oscuros en la Fiscalía General del Estado, si las organizaciones no gubernamentales empiezan a husmear.

El haber barnizado con distintos membretes lo que era la Procuraduría General de Justicia ahora nombrada como Fiscalía General del Estado no han mejorado los resultados que necesita el ciudadano.

Hay tres piezas de éste rompecabezas el poder Ejecutivo, el poder Judicial y la delincuencia organizada, todos parecen converger en un punto común que se llama Héctor Casique.

¿Acaso Héctor Casique Fernández era un tipo que sabía demasiado?

¿O el que sabe demasiado es Arturo Olivares Mendiola, y es poseedor de suficiente información de la gente que pulula en las altas esferas del poder para hacer un complot y ser protegido a ultranza, incluso ante las ONG's internacionales?